Patricia, Laura y Carlota inician su noviciado

Iniciación-noviciado,-8-junio-2018,Pureza-de-María

Patricia, Laura y Carlota inician su noviciado

Compartir

Patricia Sanz, Laura Yanes y Carlota Salleras han celebrado hoy, 8 de junio, la iniciación al noviciado. En esta sencilla ceremonia, oficiada en la capilla de la comunidad de Sant Cugat, a las 7,30h de la mañana, han prometido hacer experiencia de vida religiosa en Pureza de María, siguiendo a Cristo como modelo. A la eucaristía han asistido familiares y amigos de Carlota, la comunidad del noviciado y la comunidad de religiosas de Sant Cugat.

Comienza el noviciado

Nuestras novicias nos cuentan brevemente su vivencia durante el postulantado y su deseo de continuar siguiendo a Cristo en Pureza de María

Testimonio de Laura Yanes

“Hoy pronuncio un nuevo Sí, renovando el sí primero que di hace ya un tiempo.
Durante estos meses de postulantado, he podido experimentar lo que es la vida en comunidad. Me han ayudado a crecer tanto en el plano personal como en el de la fe, por lo que hoy doy un paso más.
Llegó la hora de formar con mis hermanas “un solo corazón y una sola alma”. Quiero seguir creciendo en amor a Cristo, a Madre Alberta, a la Pureza y al mundo entero en el pequeño cielo de la Pureza.

Al igual que cuando llegué, solo tengo palabras de agradecimiento. Gracias Señor, por seguir confiando en mí y por la vocación que me has regalado. Pureza de María, gracias porque aquí he encontrado mi hogar. Gracias a ustedes, hermanas, por enseñarme cada día que amando hasta el extremo y permaneciendo en su amor, es como se llega a ser verdaderamente feliz.”


Palabras de Patricia Sanz

“Este postulantado mío al que yo denomino “itinerante”, únicamente lo puedo resumir con un inmenso GRACIAS.
En primer lugar gracias a Dios por TODO lo vivido y regalado en estos nueve meses. Gracias a la Congregación por su comprensión y generosidad conmigo cuando más lo necesitaba. Gracias a mi familia que aún en la distancia no han dejado de estar cerca. Y gracias a las comunidades de Granada, Cid y Noviciado. En ellas me he sentido siempre en casa, pues la “casa” no la hacen los lugares sino las personas que en ellos se encuentran y se dejan encontrar.

Ahora, impulsada por la llamada y la gracia de Dios, quiero dar un paso más, con algo vértigo, pero mucha ilusión. Estos nueve meses han sido tiempo de poda y crecimiento. He sido más consciente del amor y la presencia de Dios a lo largo de toda mi vida. Por todo ello hoy le quiero dar un nuevo sí… y esta vez públicamente.
¡Cuánto corazón volcado en mí, amor sin tiempo, hasta que he tenido yo el mío para quererte!”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.



Compartir
Sin comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies