Rupnik finaliza la capilla de Panamá

Capilla-Panamá-Rupnik,-2018-Pureza-de-María

Rupnik finaliza la capilla de Panamá

Compartir

Capilla de Jesús Maestro

El padre Rupnik, SJ ha diseñado cada uno de los detalles de la nueva capilla del colegio de Panamá. Nuestras hermanas de la comunidad de Panamá han convivido con el Padre Rupnik, SJ y sus artistas del 2 al 10 de diciembre. Durante este tiempo se han finalizado las obras de la capilla y han podido disfrutar de esta gracia desde el don de la gratuidad. Así se lo han propuesto nuestras hermanas:

“Hemos recibido la gracia de poder albergar en nuestro colegio una capilla diseñada por uno de los mejores artistas religiosos de nuestro tiempo” H. Isabel Padilla

Marko I. Rupnik, director del Centro Aletti, es un jesuita artista y teólogo de origen esloveno que se dedica, por indicación de San Juan Pablo II, a transmitir a Dios a través del arte.

A través de las palabras del mismo Rupnik en una entrevista, explicaremos la historia de esta Capilla.

Padre Rupnik, ¿cuál fue el origen de esta nueva obra suya?

Cuando las hermanas me vinieron a pedir este trabajo, las percibí simpáticas y abiertas. Fui a leer quién era su fundadora y vi que es una mujer muy concreta, con una visión de la feminidad desde la maternidad, donde el amor de mujer protege la vida. Descubrí en esta mujer, Alberta Giménez, el soplo de la vida, como dice el profeta Malaquías. Y ella encontró el camino de la vida desde la simplicidad, lejos de los esquemas habituales. Por eso, pensé que la capilla tendría que tener un aspecto simple pero muy litúrgico y teológico. Así ayudaría a las hermanas a una pedagogía profunda y no superficial, de sentimientos y devociones, sino una pedagogía que pudiera crear una mentalidad capaz de hacerse vida.

El mosaico se presta a esto porque hace ver la creación que expresa a Dios. Del Éxodo en adelante, siempre hay un triángulo: Dios, el hombre, la creación. Sin la creación que colabora con Dios y con el hombre, el pueblo no hubiera podido salir de Egipto, era necesario que se abriera el mar.

Así también Panamá es un lugar muy característico para entender el peso de la creación. Panamá vive porque se ha abierto una vía entre los dos mares. Me parece importante que las piedras de este mosaico participen de esta divina humanidad del Verbo que se manifiesta a través de lo creado.

¿Nos podría explicar qué es lo que ha diseñado para esta capilla?

 

El abside

Lo primero importante, es la arquitectura. El tener un ábside, que es el seno de Dios Padre del que todo viene y al que todo vuelve. El ábside nos ayuda a crear un punto fuerte de referencia. En esta capilla nadie, desde ningún punto, está perdido porque todo hace referencia al Padre (…) Eso quiere decir que nosotros somos hijos. Por eso, arriba está la mano del Padre, como si mirásemos por un pequeño agujero el cielo y viéramos su mano completamente abierta. A través de ella nos da el Espíritu Santo que es el que nos hace partícipes de su vida.

Si esa es la vida del Padre que llega a nosotros, entonces, recibimos la vida de los hijos. Y en efecto, Cristo Maestro es el episodio contado por Lucas en el que se ve que él es un jovencito, un hijo, pero es el Maestro que está en la casa del Padre y se ocupa de las cosas del Padre. Y es Maestro porque es Hijo.

Los escribas

En el otro lado, vemos a los escribas que poseen la Palabra. Cada religión exige que viva según lo que se enseña. Sin embargo, Jesucristo enseña que piensa como vive. Él dice sólo lo que es del Padre y hace ver lo que es del Padre. Por tanto, su vida no es una demostración de argumentos religiosos, sino de ser Hijo y manifestar al Otro, al Padre. Y quien no tiene al Otro, no puede manifestarse. Los escribas están solos, con una doctrina, pero falta la vida… Por eso están en medio de colores muertos y un verde cansado que no existe en Panamá. Por eso, sus rostros están cubiertos con los rollos. Así es, porque solo hablan de lo que han aprendido, mientras que Cristo es la manifestación de su filiación. Por eso, el Niño está hecho en forma de X: el rollo del libro y su cuerpo, porque él es la humanidad de la Palabra de Dios.

María y José

Rupnik continúa explicando: La madre y el padre (María y José), tampoco han comprendido. Porque aunque ellos han de crecer en la comprensión de quién es verdaderamente Jesús, que tiene una misión en la que ellos solo son el trámite, pero no lo pueden poseer. Y los escribas poseen la Palabra. María y José están tentados de poseer al Hijo, pero el amor vence. María, cuando en la Anunciación ha acogido al Verbo, ha iniciado lo que será su vida hasta el final: acoger. No a través del pensamiento o la doctrina, o una ética, sino a través de lo que es de Dios en el hombre, es decir, el Amor. Y así María entiende por el amor. Y José se revela todavía más fuerte en el Evangelio porque no pronuncia una sola palabra, sólo acoge.

Estas son algunas de las ideas que el Padre Rupnik y sus 11 artistas nos han dejado en el Colegio Pureza de María de Panamá. Somos custodias de una revelación que hemos de hacer vida. Panamá entera está de fiesta, porque como dicen todos al verla: “Aquí no teníamos nada así”. La belleza y la profundidad de Dios se han dado cita en nuestro colegio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Compartir
Sin comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies