Begoña Peciña celebra sus bodas de oro

Bodas de Oro Begoña Peciña, Pureza de María 2019

Begoña Peciña celebra sus bodas de oro

Compartir

Nuestra hermana Begoña Peciña Rodríguez celebró el pasado 3 de febrero, en el Colegio Pureza de María de Madrid, los 50 años de profesión religiosa.

Diario de la celebración

Desde temprano, la Comunidad de Madrid, la ha acompañado en este día de acción de gracias al Señor. Han comenzado la jornada alabando al Señor con el rezo de Laudes. Después, se han preparado para la Eucaristía que han celebrado en la capilla del Colegio.

A esta Eucaristía, además de la comunidad, han asistido sus hermanas, sus familiares y algunos amigos y profesores del Colegio. En esta etapa de su vida, la hermana Begoña, entre otras misiones es la encargada de acompañar a los miembros del movimiento MFA en Madrid y en la Congregación. Además lleva acompañamientos a adultos que realizan Ejercicios Espirituales en la vida diaria través de los itinerarios ignacianos. Algunas de las personas a las que acompaña y con las que comparte esta misión, también han estado en este día con ella.

La celebración, que ha tenido lugar a las 12:00h, ha estado presidida por Andrés Huertas presbítero. La misma Begoña ha sido quien ha preparado con esmero todos los detalles de la misma. Después de la Eucaristía han compartido un ágape con todos los asistentes, participando así de su alegría.

Testimonio de Begoña Peciña

La hermana Begoña, reflexionando sobre estos 50 en la Consagración en Pureza de María nos dice:

«El poder celebrar mis bodas de oro ha significado para mí una gracia grande, un don del Señor. Sobretodo, al estar acompañada de tantas personas que aprecio y quiero, de la oración de tantas hermanas y, por la “revolución interior” que en mí se ha producido. Al mirar atrás, uno encuentra de todo: tristes miserias y grandes luces. Pero, un planteamiento nuevo ha primado: ¿Cómo quiero vivir desde ahora hasta el final? ¿Qué camino y cómo quiero recorrer en esta última etapa de mi vida? Lo que deseo y, más firmemente quiero, es seguirle ya que “para mí la vida es Cristo”. Además deseo “seguirle cada día más de cerca”.

Me emocionó mucho leer la fórmula de renovación de votos. Yo no había profesado nunca con esta fórmula, porque tanto en mis votos temporales como en los perpetuos, los renové con la fórmula antigua. La fórmula nueva, que tanto me gusta, dice así:…”respondiendo a tu llamada y movida por el firme propósito de consagrarme más íntimamente a Ti… por todo el tiempo de mi vida”.

Deseo que su obra se haga en mí para gloria suya.»

Damos gracias a Dios porque haya hecho posible este día y le pedimos que siga guardando la entrega de nuestra hermana Begoña y la de todas las hermanas de la Congregación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Compartir
Etiquetas:
,
Sin comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies