AQUÍ ESTUDIAR ES UN PRIVILEGIO

estudiar

AQUÍ ESTUDIAR ES UN PRIVILEGIO

Compartir

Estudiar en el Congo

En nuestra Residencia Universitaria “Madre Alberta”, de Lubumbashi, viven unas jóvenes congoleñas que son verdaderamente privilegiadas. Ellas pertenecen al pequeño grupo de chicas del país que estudian en la Universidad. Así pues, son un tesoro, una esperanza de futuro, el porvenir de la sociedad congoleña. En este país en el que el porcentaje de estudiantes universitarios es menor de 1%, las mujeres no llegan al 0,5%.

Ellas gozan de la posibilidad de obtener un título superior y quizás de encontrar un trabajo oficial y remunerado. Y aunque no sea en el ámbito de su calificación profesional, su presencia en la sociedad tendrá una calidad incontestable.

Lleno total en la Universidad

A pesar de que las posibilidades de encontrar trabajo en las grandes ciudades son muy pocas, las universidades, tanto públicas como privadas, están llenas. También los institutos superiores y escuelas técnicas se multiplican a gran velocidad. Algunos no pueden ofrecer todavía un título reconocido por el Estado, pero no por esto carecen de alumnado.

Los buenos profesores universitarios no dan a basto y se ven solicitados por varias instituciones a la vez. Dan sus clases en las ciudades y en los centros situados en el interior, también en las misiones. En Kafakumba vienen a dar clase a los estudiantes de agricultura y veterinaria y también a los estudiantes de enfermería.

Esta situación empeora la calidad de la enseñanza universitaria en el país, donde un profesor universitario calificado tiene a su cargo más de 200 estudiantes. La masificación de las universidades, institutos superiores y escuelas técnicas superiores hace que el Gobierno busque soluciones. Últimamente, el Gobierno de la RDCongo ha decidido enviar a 500 estudiantes becados a estudiar en el extranjero.

En medio de esta situación, las estudiantes de nuestra residencia van respirando el ambiente de trabajo, de oración y estudio. Ellas van creciendo en el espíritu de Madre Alberta, para quien estudiar e instruirse era muy importante, era un camino que conduce a Dios.

Hermana Mª Ángeles Cubillo

 

estudiar


Compartir
Sin comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies