150 años de historia para agradecer

Mural 150 años

150 años de historia para agradecer

Compartir

Una historia que comenzó hace 150 años

«Una casa destartalada con unos pocos muebles. Un centro docente sin material de enseñanza, y, lo que es peor, sin personal adecuado. Un colegio para muchachas, que ni siquiera tiene en su haber un renombre intachable.

En la caja treinta pesetas, adelantadas por una colegiala interna. Hay que empezar por comprar escobas, farol para la escalera… Hay que crear de un día a otro el personal docente… Hay que limpiar el aire malsano que la calumnia ha dejado…

¡Hacer frente a las dificultades extremas! tan extremas que bastaría una sola de ellas para probar las fuerzas de un espíritu curtido en la lucha! ¡Levantar una institución, y levantarla material, cultural y moralmente! ¡Una institución que todos han desahuciado!

¡Treinta pesetas en la caja! Pero Dª Alberta Giménez al entrar en la Pureza añadió algo a este fondo irrisorio, algo que traía en dote: su confianza en Dios. Y con este fondo seguro empezó la tremenda obra de restauración»

Así describe la entrada de Madre Alberta en la Pureza uno de sus biógrafos, D. Antonio Sancho, una mañana del 23 de abril de 1870. Hace 150 años, Alberta Giménez decidió cambiar de rumbo su vida. Decidió seguir el paso del Espíritu en su vida y entró con energía en un colegio desahuciado por todos en Mallorca.

Historia que sigue viva hoy

Este sencillo acto cambió en aquel momento la vida de muchas personas en la isla, pero la realidad es que hoy nos la sigue cambiando. Cuando tomamos decisiones no podemos llegar a saber cuáles serán las consecuencias exactas de nuestros actos, pero algunos sobreviven a la vida de esas personas y después de 150 años seguimos viviendo al hilo del Espíritu intentando ser fieles al carisma de Madre Alberta.

Como nos dice nuestra hermana Emilia González, Superiora General, en este día de conmemoración y agradecimiento:

«Miremos al pasado, no para quedarnos en él sino para copiar la audacia, la valentía de esta mujer que con una sola arma: la confianza en Dios, toma una decisión arriesgada y se lanza a un futuro incierto entregando todos sus dones y cualidades».

Gracias a todos aquellos que a lo largo de 150 años han decidido seguir las huellas de Jesús compartiendo el carisma de Alberta Giménez, mujer valiente y llena de fe en Dios.

¡Que la Virgen de la Pureza nos continúe bendiciendo a todos!

 

Mural Madre Alberta


Compartir
2 Comments
  • Fátima
    Posted at 21:24h, 23 abril Responder

    Fui al cole de La Pureza en Valencia, el de la avenida del Cid, durante 11 años, toda la década de los 70. Fui muy feliz en ese colegio, Gracias por lo aprendido y por la educación recibida.

  • Jacinto Icart
    Posted at 00:16h, 04 mayo Responder

    Por muchos años más.

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies