Espacio de cuidado

“Dígame V. (y no me engañe), que se tratan Vs. con mucha caridad y dulzura”
(Madre Alberta, Carta 60)

Tal y como nos enseñó Madre Alberta a través de su estilo bondadoso y amable, queremos que todas las obras de la Congregación de la Pureza de María sean espacios de cuidado.

Un espacio de cuidado es aquel que permite a todas las personas que conforman la familia de la Pureza vivir, crecer y desarrollarse en la alegría y seguridad que genera la confianza.

Para ello llevamos a cabo e implementamos formación a todas las personas que forman parte de la Pureza y todos aquellos protocolos, manuales y mecanismos que favorecen el cumplimiento de las leyes y acciones de buen trato entre y con todos los agentes de la comunidad educativa. Nuestra finalidad no es otra que, cualquier obra de la Pureza, sea un espacio de cuidado.

Canal de denuncias

Condenamos abiertamente cualquier indicio y/o acción de abuso que atente contra el cuidado y respeto de la dignidad humana.

Con el firme compromiso de atender, escuchar y acompañar queremos que, quien lo necesite, pueda expresar cualquier situación de abuso, actual o pasada, y emprender las acciones oportunas.

Accediendo al formulario del canal de denuncias, podremos contactar con la persona afectada. Garantizamos que los datos serán tratados con la máxima confidencialidad para asegurar la integridad de la persona denunciante.

Acceso al formulario del canal de denuncias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies