VOCACIÓN ACTUAL CON 147 AÑOS

Madre Alberta

VOCACIÓN ACTUAL CON 147 AÑOS

Todos sabemos que la vocación viene de Dios

Alberta Giménez no fue una excepción, Dios conocía su corazón, y le confió una de sus obras en la Iglesia.

En este camino que Alberta realizó destacaría cuatro grandes etapas:

  1. El matrimonio con el profesor Francisco Civera. En ella vivió su vocación como educadora, esposa y madre. Sufrió varias enfermedades, la pérdida de tres hijos y por último el fallecimiento de su esposo. Estas experiencias fueron un cincel maravilloso que forjaron su temple recio y bondadoso.
  2. El gran reto. Alberta fue invitada a levantar un colegio decadente en Palma de Mallorca y ella aceptó la llamada. Fue un 23 de abril de 1870, hace 147 años. A partir de entonces se sucedieron más nombramientos: rectora del colegio y directora de la Normal de Maestras de Baleares. La obra salió adelante confiando en Dios y en la Virgen. En ella, Alberta desplegó sus cualidades en la restauración y adquirió prestigio en el ámbito social.
  3. La constitución de la Congregación Pureza de María. La obra empezó a crecer, inició su misión con el profesorado. Más adelante llegó el reconocimiento del instituto como de derecho diocesano, continuaban llegando vocaciones. La obra se extiendía, primero en la isla y más tarde en la península. En 1901 llegó la aprobación pontificia del Instituto. Madre Alberta seguía confiando: “Sea para gloria de Dios por quien lo hacemos todo”.
  4. El declive de su vida. Madre Alberta deja la Dirección de la Normal y en 1916 renuncia a su cargo como Superiora General. En este tiempo vivirá plenamente unida al Señor, dedicada a los oficios caseros, a las necesidades de la comunidad. Ahora su santidad se acrecienta, se revela en la vida ordinaria, sin estridencias, sin manifestaciones ostentosas, sino en la humildad y sencillez. El Señor la llevó al cielo el 21 de diciembre de 1922.

Hoy continuamos su misión

Su carisma continúa vivo en las hermanas de la Pureza, ella las protege desde el cielo.

“Nací para el cielo y a él dirigiré todas mis aspiraciones”.

Madre Alberta inició la obra, hoy las religiosas hacen presente ese “SÍ”. Después de 147 años, esta forma de vida es una VOCACIÓN ACTUAL. ¿Te animas a seguirla?

H. Miriam Vallejos

Etiquetas:
,
Sin comentarios

Publicar un comentario

Realice la operación * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.