Objetivos

Como Centro de la Iglesia Católica creemos y afirmamos que el acontecimiento principal de la historia es Jesucristo. Concebimos al ser humano, la vida y el mundo desde los principios cristianos. Él nos da una visión determinada del origen y destino de la persona y de su dignidad y misión en la familia, en el trabajo y en la sociedad.

En una escuela en pastoral todos somos animadores. La acción conjunta entre laicos y religiosos va realizando progresivamente en misión compartida la tarea evangelizadora. Es todo un desafío para la comunidad educativa que el ambiente esté impregnado de los valores del Evangelio.

Las líneas de actuación son las siguientes:

1. Potenciar la oración. Oratorios y talleres de oración.

Nuestra prioridad apostólica debería ser potenciar la interioridad procurando el encuentro de nuestros alumnos, sus familias y el personal con Cristo para que Él dé sentido y transforme sus vidas. 

Esto se lleva a cabo mediante la escucha de la Palabra en el oratorio de niños pequeños, y con la lectio divina. Este criterio debe estar presente en la programación de catequesis de Comunión y Confirmación y en toda labor Pastoral del colegio o de la obra.

2. Actualización de Foc:

Se ha realizado una revisión del movimiento FOC mediante una reflexión que ha llevado a actualizar su estructura, simbología y a trazar itinerarios formativos para cada nivel. Somos responsables de su implantación y consolidación en los centros.

3. Ofrecer oportunidades de compromiso. Voluntariado: 

Diversos estudios sociológicos y la realidad de muchos colegios nos dice que la sensibilidad social entre los jóvenes es creciente. Piden hacer voluntariados, tener experiencias de misión y que les ayudemos a abrir los ojos a otras realidades.

Alentaremos iniciativas de voluntariado y compromiso social. En este sentido Deja Huella es un grupo misionero de la Pureza que puede desarrollarse en nuestros colegios y ser una alternativa más para acercar los jóvenes a Dios.

4. Educación en el Amor: afectivo-sexual:

Como indica la Propuesta Educativa, en la Pureza optamos por la igualdad de derechos y oportunidades del hombre y la mujer y creemos fundamental la educación de la afectividad y la formación de la propia identidad. Esto nos lleva a la implantación de proyectos concretos en nuestros centros.

5. Acompañamiento –Vocacional:

Nuestra Congregación está haciendo una opción por impulsar la pastoral vocacional en la que todos hemos de ser partícipes y protagonistas con nuestra oración, nuestro testimonio de vida y nuestro acompañamiento a aquellos que se sientan llamados por el Señor.

Se ha establecido el 25 de marzo como jornada especial de oración y de acercamiento a la vocación a la vida religiosa como opción de vida actual que llena de sentido y lleva a su plenitud a la persona.

Todos, laicos y hermanas, debemos sentirnos comprometidos con el fomento de las vocaciones y favorecer el conocimiento de nuestro carisma.

6. Familia Albertiana:

Con el deseo de compartir el carisma, la misión y la espiritualidad de Madre Alberta, desde la comunión y la participación, potenciamos en cada obra el Movimiento Laical “Familia Albertiana”.

7. Plan de Formación Institucional del personal:

Este Plan de Formación Institucional del personal se elabora en cada continente coordinadamente entre los Equipos Pedagógico y Pastoral. Cada Centro, siguiendo las directrices dadas, establece en su Plan de Formación del Personal los ámbitos a trabajar cada curso escolar.