LA MUJER EN LA RD CONGO

Mujer en RDC, Pureza de María 2017

LA MUJER EN LA RD CONGO

Compartir

Ser mujer en la República Democrática del Congo, y particularmente en el medio rural, no es fácil.

Muchas, ¡muchísimas!, son mujeres creativas, valientes, trabajadoras y honestas. Con frecuencia se hacen cargo, con admirable tenacidad y responsabilidad, de sus familias, especialmente de la formación y los estudios de sus hijos, y hacen frente a situaciones difíciles. Muchas veces tienen que luchar solas, bien sea por viudez, por abandono del cónyuge, por problemas de violencia doméstica, por contextos complicados…

La Congregación Pureza de María y todos aquellos que participan de nuestra espiritualidad tenemos un especial interés en la promoción de la mujer. Así nacimos y es parte inherente de nuestra vocación. Por ello, en Kanzenze, además de las escuelas, los internados y el Hospital, tenemos en marcha varios proyectos de desarrollo para la mujer rural en riesgo de vulnerabilidad y exclusión. Contamos con el apoyo de la ONG África Directo, de la Fundación Barceló y de algunos particulares.

Son proyectos que dan acceso a estas mujeres a un fondo con el que empezar alguna actividad, en la que ellas se encargan de la elaboración y de la gestión. Esto es fundamental, porque – en una economía de subsistencia, muchas veces lo que impide salir de la pobreza es la falta de acceso al capital, ya que no se dispone de ahorros y la vida es una pura lucha por sobrevivir. Los beneficios les permiten después invertir una parte en paliar las necesidades familiares y otra en invertir de nuevo, generando riqueza para ellas y para el poblado, a través de la movilización de la economía local.

La dinámica es la siguiente

  1. Cada participante presenta su situación y su proyecto según su iniciativa y su capacidad emprendedora (agricultura, ganadería, pequeño comercio…)
  2. Estudio del proyecto por parte de la Comisión.
  3. Evaluación  del proyecto con la mujer responsable del proyecto. Una de las condiciones indispensables del proyecto es escolarizar a todos los hijos de la familia al final del mismo.
  4. Concesión de la financiación al proyecto.
  5. Realización del seguimiento periódico del proyecto.
  6. Informe narrativo y económico final, con los beneficios e impactos del proyecto.

La experiencia es muy positiva

Ha dado esperanza a muchas mujeres y a sus familias, haciéndoles salir del umbral de la pobreza. Son micro-proyectos que fomentan la capacidad emprendedora de los más pobres, fortalecen el tejido social y potencian la participación de la mujer, según sus capacidades y posibilidades.

Como Sandrine: hace un año malvivía en una habitación alquilada. Se ganaba la vida transportando bidones de agua de 20 litros, desde el río al poblado, a 0,2€ el bidón. Un año después, vive de su pequeño negocio de comercio. Tiene una casita modesta pero digna y se prepara para inscribir a dos de sus tres hijos (la pequeña es aún bebé) en Educación Infantil.

Mujer en RD Congo, Pureza de María 2017


Compartir
Sin comentarios

Publicar un comentario

Realice la operación * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.