Fallece la hermana Rosario Vila

Rosario Vila 2017, Pureza de María

Fallece la hermana Rosario Vila

Gracias por tu vida dedicada en Pureza de María

La hermana Rosario Vila fallecía el pasado viernes, 26 de mayo, en el Instituto Provincial de Rehabilitación de Francisco Sivela en Madrid a la edad de 89 años. Aquejada de una neumonía fue ingresada en el hospital y su débil condición física no resistió la afección. El colegio Pureza de María de Madrid ya no será el mismo sin la Madre Vila, así es como le llamaban todas las alumnas y profesores del colegio.

La hermana Rosario Vila Vivens nació en Rafelcofer (Valencia) el 29 de julio de 1927. Entró en el postulantado de la Congregación Pureza de María el 7 de noviembre de 1953. Profesó temporalmente el 7 de junio de 1956 en Son Serra (Mallorca). Obtuvo el título de Maestra en 1960 en la Escuela de Magisterio La Pureza, de Palma de Mallorca. En septiembre de 1961 fue destinada al colegio de Madrid y allí permaneció destinada hasta los casi 90 años de edad.

La Madre Vila siempre tenía una frase oportuna para las alumnas y a pesar de los terribles dolores que a veces tenía, nunca perdió la sonrisa y no dejó de ofrecerla a quien la necesitara.

Un testimonio cercano

Una de sus compañeras de trabajo, Luisi Ibáñez, que trabajó 44 años con la Madre Vila nos comparte una de las mil anécdotas vividas con ella :
Le encantaban los niños y su maravillosa inocencia. En una ocasión una niña de unos seis años le preguntó:
– Hermana, ¿cuántos años tienes?
Y ella contestó: – ¿Tú, cúantos crees que tengo?
La niña después de pensar unos segundos exclamó: ¡Quince!
Ella soltó una carcajada y le dijo: – No mujer, algunos más .
La niña entonces contestó: ¡Pues… ochenta!
Esta anécdota la contaba siempre muerta de risa.
Desde que entré en el Colegio siempre ha estado ahí. No imagino el colegio sin ella.
La madre Vila fue una persona agradecida ante cualquier detalle con ella, compartía tus alegrías y tus penas. Disfrutaba con los peques y colaboraba siempre aunque sus condiciones físicas se lo impidieran.
Gracias, hermana Rosario Vila, por todo el bien que dejaste a tu paso en el colegio de la calle Lira.
Rosario Vila 2017, Pureza de María
Etiquetas:
,
2 Comentarios
  • Paloma Basanta Loriga
    Publicado a las 18:06h, 27 Mayo Responder

    Gracias Madre Vila por una vida dedicada a los demás sin hacer ruido, sin quejarte de tus dolores que tus múltiples operaciones de rodilla te causaban. “El menisco tesoro, como los futbolistas ” bromeabas. Porque si algo nunca desapareció de tu rostro fue tu sonrisa. Acompañaste toda mi infancia y adolescencia en el colegio y asististe al bautizo de mi hija en la capilla del colegio, que gracias a tu intervención pudimos celebrar en el colegio, en tu estilo, sentada al final de la capilla en una silla y con otra para poder estirar tu pierna, sonriendo, sin quejarte, sin buscar protagonismo.

    Quizás en tu humildad no eras consciente de la huella que dejaste en todos los que te conocimos. Quizás para ti era normal. Gracias Madre Vila. Ahora te tenemos en el cielo de mediadora. Tu colegio de la Pureza de Madrid no se queda sin ti porque seguirás viviendo en el recuerdo de alumnas, profesoras y padres que te conocieron. Ahora sí, descansa en paz como te mereces.

  • Blanca Asensi
    Publicado a las 07:30h, 03 Junio Responder

    Siento mucho el fallecimiento de la Madre Vila. Doy gracias a Dios por su vida entregada a tantas generaciones de alumnos. Agradezco su gran bondad, su confianza en Dios, sabiduría y cariño. La última vez que la ví fue en la celebración de los 50 años. Me acogió con tanto cariño y alegría… Me quedará siempre ese recuerdo suyo. Vivo en Roma. Desde aquí estoy muy unida. Un gran abrazo para la comunidad, Blanca Asensi

Publicar un comentario

Realice la operación * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.