EN MEDIO DEL MUNDO

luz

EN MEDIO DEL MUNDO

Compartir

Yo soy la luz del mundo

“Jesús volvió a hablar a la gente, diciendo: Yo soy la luz del mundo. El que me siga no caminará a oscuras, sino que tendrá la luz de la vida”. “Ahora sois la luz del Señor, caminad en la luz”. Este mandato de Jesús nos compromete a todos.

Todos los tiempos son propicios para ser luz en las tinieblas que nos rodean, hay mucho materialismo en el ambiente en que vivimos, pasotismo, yoquepierdismo, etc. La Iglesia de hoy, por medio del representante de Cristo aquí en la tierra, nos está invitando a dejar nuestra comodidad y a ser voceros del Evangelio.

Yo me pregunto: ¿Es posible seguir ese mensaje de Jesús hoy? Los santos son nuestra referencia inmediata, si ellos pudieron, ¿por qué nosotros no podremos? Debemos resplandecer con nuestra luz ante nuestro prójimo: nuestra familia, vecinos, amigos, en el trabajo y en los ambientes sociales que frecuentamos. Si ya otros se esforzaron por dejar huella de luz a su paso, nosotros podemos ser ahora esa luz en medio del mundo.

Si ponemos amor en nuestras relaciones humanas, ya estaremos llenando de luz y de alto contenido nuestro intercambio interpersonal. Ojalá nuestro ejemplo de verdadera amistad y comprensión llene y se quede en el corazón del otro.

Ser luz en la oscuridad es bendecir, acompañar, orientar, comprender, perdonar… a la gente que nos toque.
Como discípulos de Jesús y de María, nuestra Madre, abrámonos a la presencia renovadora del Espíritu Santo, para iluminar a los otros, dejándonos iluminar y guiar.

Me gustaría animaros

Me gustaría animaros y a mí misma también a iluminar con un afán misionero para hacer llegar el Evangelio a nuestro mundo actual. Dejemos nuestra huella haciendo el bien, amándonos los unos a los otros como dice el Mandamiento Nuevo del amor. Con la gracia de Dios, todo es posible.

Hermana Miriam Vallejos.


Compartir
Etiquetas:
,
Sin comentarios

Publicar un comentario

Realice la operación * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.