El alcohol, un serio problema en Ngovayang

Alcohol, pureza de maría 2017

El alcohol, un serio problema en Ngovayang

Compartir

El alcohol, un problema de salud y gran freno al desarrollo

En Ngovayang, en general, se bebe por todo y por nada, cada día, sin importar la edad ni el sexo. Lógicamente con esta bendición por parte de la cultura y la gran permisión social con la que se acoge al bebedor, son pocos los que logran escapar de la dependencia. Esta adicción al alcohol comporta un freno y un peso negativo a la labor educativa, de evangelización y de desarrollo que los misioneros proponen desde los valores evangélicos.

Después de siete años en Ngovayang las hermanas se preguntan sobre el impacto de su misión por este pueblo. La particularidad del pueblo pigmeo es más dramática si cabe. Sus condiciones de vida, muy precarias ya por el contexto en el que viven, se ven totalmente arruinadas por el alcohol, comprometiendo su salud y el bienestar de toda la familia. Además en este reducto de sociedad autóctona, que son el pueblo pigmeo, se dan cita todos los condicionamientos sociales, culturales y raciales para encontrar en el alcohol una engañosa escapatoria.

Una iniciativa en pro del abandono del alcohol

La ocasión se presentó a las hermanas gracias a un cooperante que trabajó tres meses en el hospital, Joan Nadal. Este enfermero, especialista en psiquiatría y en trabajo con drogodependientes, se interesó por el caso de un trabajador del Foyer que iba a perder su trabajo a causa del alcohol. Joan propuso empezar con el tratamiento convencional que se da en Europa junto con un acompañamiento cercano al paciente.

La visita este verano de dos médicos Medicus Mundi Extremadura, animó a las hermanas a tratar estos casos desde otras terapias: Reiki, técnicas de relajación, talleres y grupos de intercambio e información.

El proceso actual que siguen los enfermos es el siguiente: tras una semana intensiva de tratamiento en la misión, los pacientes vuelven cada semana para evaluar el proceso, compartir dificultades y recibir el tratamiento.

De momento son ya 10 pacientes que tratan las hermanas y la lista aumenta. ¡Ánimo con esta maravillosa empresa en favor de los más necesitados!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Compartir
1Comentario
  • Carmen Polo
    Publicado a las 11:11h, 11 Agosto Responder

    Ánimo, muy buena iniciativa, os apoyamos con la oración.

Publicar un comentario

Realice la operación * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.