Ejercicios espirituales en Nicaragua

Ejercicios-Espirituales-América,-2017,-Pureza-de-María

Ejercicios espirituales en Nicaragua

Compartir

Una experiencia vivificadora

Algunas hermanas de Nicaragua y Panamá se reunieron del 11 al 20 de diciembre para realizar sus ejercicios espirituales anuales. El lugar elegido para la ocasión fue la casa de Espiritualidad Monte Carmelo en San Marcos (Nicaragua). El sacerdote que acompañó a nuestras hermanas fue el jesuita Hermann Rodríguez Osorio.

Las religiosas llegaron a la casa de retiro desde las distintas comunidades. El total de hermanas que se congregaron para la ocasión fue de 20. Esa misma noche, el sacerdote colombiano les ofreció unos puntos introductorios para la meditación.

Durante los días restantes nuestras hermanas pudieron ordenar su propia vida y encaminarse hacia una experiencia personal. No debemos olvidar que los ejercicios son un proceso personal de búsqueda de la voluntad de Dios en la propia vida. Esta experiencia aunque es personal, san Ignacio no la concibe como una experiencia solitaria, sino que está acompañada por quien da los Ejercicios. La labor de esta persona es ayudar en el discernimiento y proponer las diferentes etapas del proceso.

Despedidas al terminar los ejercicios

Una vez terminados los ocho días de oración, el 20 de diciembre por la mañana las hermanas se despidieron del padre Hermann, no sin agradecer sus orientaciones, su vivencia profunda de la espiritualidad ignaciana y su relación con Jesucristo.

También hubo un momento dedicado a despedirse de las hermanas Carmelitas del Divino Corazón de Jesús. Estas religiosas han sido un testimonio vivo de caridad, acogiendo y atendiendo a nuestras hermanas con todo tipo de detalles. Nuestras hermanas estaban muy contentas debido a que la superiora de la casa es exalumna de nuestro colegio de Villa Venezuela (Managua, Nicaragua) y alumna de varias de las hermanas que habían realizado estos ejercicios.

Finalmente, llegó el momento de regresar a las comunidades. Agradecidas por la experiencia, nuestras hermanas volvieron a su Galilea. Fortificadas en la experiencia de oración y con mucho ánimo para continuar la misión evangelizadora en la vida ordinaria del colegio y de la comunidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Compartir
Sin comentarios

Publicar un comentario

Realice la operación * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.