Andrea Albornoz, ¡felicidades por tu iniciación!

Iniciación Andrea Albornoz

Andrea Albornoz, ¡felicidades por tu iniciación!

Compartir

Andrea Albornoz, exalumna del colegio de Santa Cruz de Tenerife, ha iniciado el noviciado en Sant Cugat del Vallés. Ante la presencia de la comunidad del noviciado y la comunidad de San Juan hoy ha dado un gran paso en su vida. La sencilla ceremonia ha tenido lugar en la capilla de comunidad de Sant Cugat del Vallés en la festividad de la Asunción de la Virgen.

Parece que fue ayer, cuando llegaba sonriente a Barcelona, y ya ha pasado casi un año desde entonces. Durante este tiempo Andrea Albornoz ha podido hacer experiencia de la vida religiosa en Pureza de María y ha pedido formar parte de ella, primero como novicia y más tarde como religiosa, aunque para esto todavía falta un poco de tiempo.

En este período ha estado estudiando en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas Martí Codolar (BCN), ayudando en el colegio Pureza de María de Sant Cugat del Vallés y formándose en la historia de la Congregación y del carisma de Madre Alberta. A partir de ahora, dedicará gran parte de su tiempo al estudio tanto de las constituciones, como de otras materias importantes en su formación religiosa y espiritual.

La experiencia de Andrea

Andrea ha querido compartir con nosotras su experiencia a través de unas breves palabras:

“Ayúdame a conseguir ese vacío interior de mí misma con la entera disponibilidad requerida para seguir la vocación, como tú la tuviste”. Esta oración me ha acompañado desde que empecé a formar parte de la gran familia de la Pureza. Mi primer SI al Señor se lo di con mi entrada al postulantado, y durante este tiempo he ido reafirmando mi respuesta.

Todo lo que Dios pide es un corazón abierto, que pueda usar, y en las palabras de nuestra fundadora, que “sepamos responder a tanta bondad.”
Y Dios lo hace, hoy, le he vuelto a dar mi ‘Sí’ sin saber a dónde me llevará, ¡pero puedo decir que intuyo que es el mejor viaje que haré.
Y en eso estoy, en camino, siendo, a la vez que me dejo hacer. Tratando de mantenerme en las manos del mejor compañero, y confiando en que el Señor no se deja ganar en generosidad.

¡Gracias, Andrea por tu sí! Nos animas a todas las hermanas a continuar la hermosa misión de formar corazones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Compartir
Sin comentarios

Publicar un comentario

Realice la operación * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.