Al atardecer de la vida me examinarán del AMOR

Al atardecer de la vida me examinarán del AMOR

Compartir

La H. Sara Ramírez nos dejó el 13 de junio, después de una vida entregada en la Pureza pasó a una vida mejor. Sentimos su pérdida, pero nos queda la certeza de un camino recorrido en sinceridad y amor. Ella misma se despidió de nosotras, cuando todavía estaba bien, a través de la poesía. Os dejamos con uno de sus poemas que revela la grandeza de su corazón.

Gracias por tu Sí, H. Sara.

Esa tarde no tendrá noche
sino que retornará el amanecer,
el día sin crepúsculo.
En esa hora ocurrirá
el encuentro definitivo
con el Amor de los amores.
Y el Amor me examinará
de una sola cosa;
no de cómo fui amada,
de cuánto trabajé,
de lo grande que quedó
mi nombre…, no.
Sólo me examinará de:
A quién amé,
qué cosas amé,
por qué amé,
para qué amé,
cuándo amé,
hasta qué punto amé,
por qué mezclé el amor con el egoísmo,
con el orgullo, con intereses,
por qué dejé sucumbir el amor
ante el sacrificio y la cruz,
por qué no amé al Amor en los hermanos,
por qué escatimé el cariño, la simpatía,
por qué no regalé más amor a los sin amor,
por qué me avergoncé de mi ternura
y encasillé mi cariño y encorseté mi corazón,
por qué tuve miedo al amor
que no era mío sino del Amor,
por qué administré tan mal el mayor don
que Dios puso en el corazón
de todos los seres humanos, el amor.
Ese será el examen en la hora
del encuentro.
Para entonces confío en la presencia
amorosa de la Virgen de la Pureza,
Madre del Amor.

H.-Sara-Ramírez-2


Compartir
Sin comentarios

Publicar un comentario

Realice la operación * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.